Érase una vez, una vegana y un pelotero

Actualizado: hace 5 días

Cada vez que llego a un sitio nuevo y sale a relucir que soy vegan, por algún motivo las personas piensan que ese es el momento ideal para empezar con un debate algo así: Pero… ¿Por qué? ¿Cómo? ¿Cuándo? ¿Sabes que eso te hace daño? ¿Y tu nena también come así?... Y por ahí sigue la cosa.


El problema es que este es solo un ejemplo de como cuando nos encontramos con alguien que piensa distinto, juzgamos y aveces sin siquiera darnos cuenta. Esto pasa con todo y es porque vivimos en un mundo en el que hace falta mucha tolerancia. Es muy fácil respetar la opinión de quien piensa como nosotros, pero eso no es respetar la opinión de los demás en lo absoluto.


Todos vivimos experiencias diferentes que moldean nuestra personalidad y, por lo tanto, la forma en que vemos las cosas. Por eso, es imposible que todos pensemos igual o que las cosas que nos importan o nos preocupan a nosotros tengan la misma reacción en las otras personas.


Yo creo que todas las personas, aunque parezcan completamente distintas a nosotros, pueden traer cosas positivas a nuestra vida. Todo depende de nosotros y de que tan dispuestos estemos a escuchar en vez de juzgar.


Para darles un ejemplo de la vida real les voy a contar sobre lo que me pasó a mi. Cuando estaba en mi antiguo trabajo, conocí a una persona que cambió mi vida para siempre. Éramos completamente opuestos. Yo amo el arte, soy pésima en los deportes y me encanta comer saludable. Lo de él era vacilar de jueves a domingo, jugar pelota y comer tripletas.


Después de meses trabajando uno al lado del otro, empezamos a ver que aunque éramos tan diferentes, podíamos pasarnos todo el habla que habla. Nos hicimos mejores amigos y nos empezamos a interesar por aprender lo que al otro le interesaba y poco a poco nos dimos cuenta de que precisamente por ser distintos nos complementábamos como nadie.


Por mi parte tengo que decir que de él he aprendido a confiar más en mí, a confiar en que todo va a estar bien y a no pensar más en el futuro que en el ahora, porque lo importante es disfrutar cada momento.


Esa, bellezas mias, es la historia de como me hice fan del béisbol y mi novio el mejor chef de comida vegana de la historia.

125 vistas0 comentarios

All rights reserved by Vegan in Heels LLC.

San Juan,PR | Tampa, FL

  • Pinterest - Black Circle
  • YouTube - Black Circle
  • Facebook - Black Circle
  • Instagram - Black Circle

© 2021 by Vegan in Heels LLC